Todo es un robot: Ya tenemos lo primero resultados

Ya hemos terminado la primera fase del proyecto “Todo es un Robot: Hacia nuevas miradas en la robótica educativa”, ganador del Programa de Innovación Abierta (PIA) de Cotec. Esta primera fase, hemos realizado una investigación cualitativa para analizar las percepciones, modelos mentales, ideas y discursos que los jóvenes (8-16 años) tienen alrededor de la robótica.

Los estudios han sido realizados en diferentes escuelas de Barcelona y tenemos resultados muy interesantes sobre las maneras en que lxs jóvenes construyen el significado de “qué es un robot” y cómo les atribuyen determinadas características y referencias socio-culturales. En particular, hemos identificados cuatro ejes temáticos que consideramos como particularmente relevantes para repensar la pedagogía de la robótica:

(1) La coexistencia de dos o más modelos mentales acerca de “lo qué es y lo qué puede hacer un robot”.  Por un lado, se delinea una concepción de “el robot” construida alrededor de un modelo maquínico, según la cual los robots son máquinas funcionales creadas por el ser humano con el fin de mejorar su propia situación. Por el otro, se contrapone un modelo más animista y antropomorfizado que describe “los robots” como seres autónomos, que tienen una voluntad propia, actúan movidos por sus propias intenciones, toman decisiones, planifican y tienen emociones y sentimientos (ej. se enamoran, están tristes o felices, desean venganza, etc.).

(2) La relevancia de la antropomorfización en el proceso de construcción de significado sobre “qué es y qué puede hacer un robot”;

(3) El rol de las representaciones de género y su efecto en la creación y  reproducción de estereotipos. En particular, se hicieron evidentes el número limitado de referencias culturales  (e.g. audiovisuales, visuales, narrativas, etc.) vinculadas a robots femeninos y la tendencia de niño/as y jóvenes en producir representaciones de robots que reiteran estereotipos de género

(4)  La normalización de la relación entre robots y violencia y una fuerte tendencia en proponer imaginarios sobre robots vinculados a la lucha, la defensa, el uso de armas.

Estos ejes delinean una serie de necesidades y oportunidades para repensar la pedagogía de la robótica a partir de una mirada crítica y reflexiva y comprometida con la reflexión ética. Con este fin, estamos trabajando ahora en la elaboración de una serie de propuestas metodologías para abordar dichas necesidades.